Información

Causas Internas y Externas de la Independencia de México

La independencia de México ocurrió en el año 1821, con la llegada del ejército Trigarante a la Ciudad de México que concluye la guerra en toda el área nacional. Devenidamente se redacta y firma en el Palacio Nacional, el acta de Independencia del Imperio Mexicano, que da fin a más de tres siglos de colonia por parte de la monarquía española.

Las causas que dieron origen a la guerra de independencia, deben ser entendidas como una triada política, social y económica. Están íntimamente relacionadas. ¡Una, no se puede considerar sin la otra!, se condicionan.

Pues bien, veamos las causas internas y externas que propiciaron la independencia de México.

Causas Internas y Externas de la Independencia de México

Causa Ideológica: Ideas de libertad

El contexto histórico de la independencia de México, fuera de sus fronteras, está caracterizado por el protagonismo de una de las corrientes de pensamiento imperante en la época de la “ilustración”, que es la del Liberalismo. La búsqueda de la libertad y de la igualdad del hombre, son unos de los principios más importantes de esta corriente.

La independencia refleja esta influencia, en las etapas históricas en donde se hacen propuestas para establecer un “contrato social”. Como lo es, en la segunda etapa de la independencia con José Morelos y en la última etapa, con Agustín Iturbide.

Las Revoluciones: Norte americana, Francesa e Industrial

Como podemos ver, que estas revoluciones sirvieron de espejo y experiencia, para el intento de emprender la propia, en tierras mexicanas. Las ideas políticas que surgen a través de estas revoluciones, están ligadas a democracia, los derechos del hombre y del ciudadano y el desarrollo industrial, capaz de generar el surgimiento de una nueva clase social: la burguesía capitalista.

Lee también:  Guerra de la independencia de México

Nueva España y su Desigualdad Social

Ahora bien, al momento de identificar causas internas de la independencia, una de las más significativas son las que provienen de la desigualdad social y económica que atravesaba el virreinato. Los principales sectores que conformaban la sociedad, manejaban una hegemonía política y económica.

Estos estaban representados por la iglesia católica y elites acomodadas gracias a la corona española.

Los mexicanos, se veían imposibilitados al momento de aspirar a mejores puestos gubernamentales, e incluso, a algunas concesiones comerciales y monopolios, estaban casi fuera de su alcance. Los criollos se sintieron desplazados, el resentimiento hacia los blancos peninsulares, era cada vez mayor.

Virrey Iturrigaray y El Golpe de Estado

Este suceso es de suma importancia, al momento en que el rey español Fernando VII y su hijo Carlos IV, abdican en favor de José Bonaparte, empiezan a llevarse a cabo movimientos del pueblo español con la búsqueda del derrocamiento de Bonaparte.

En España y américa española, los movimientos insurreccionales se establecieron por medio de “juntas”; su fin era convocar las cortes de Cádiz y dar un golpe de Estado a José Bonaparte.

Muchas de estas juntas en américa, fueron enlaces perfectos para contemplar el momento indiscutible de independencia. En México, el virrey Iturrigaray, tenía cierta simpatía a esta causa independentista.

Los españoles peninsulares, viendo la posibilidad de  que el virrey cometiera desacato y se uniera a la insurrección, dan un golpe de Estado sustituyéndolo de su cargo y encarcelándolo junto con otros criollos prominentes.

De aquí, empiezan a surgir las insurrecciones de los insurgentes, esta serie de acontecimientos no son interpretadas al unísono, generaron impactos de suma importancia entre los letrados de la nación, quienes con una extrema capacidad de movilización, comienzan los movimientos populares y campañas que llevarían hacia la libertad de la patria.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía